Última actualización: 6/06/16

Transparencia en la cadena de suministro

Como condición para hacer operaciones comerciales con nuestra compañía, Charlotte Russe exige a todos sus proveedores y agentes contratados que garanticen que todos los productos se fabriquen y entreguen de conformidad con toda la legislación y normativa vigente. También exigimos a nuestros proveedores y agentes que cumplan con los requisitos específicos de Charlotte Russe, aunque excedan lo exigido por alguna ley vigente.

Cuando identificamos áreas no ajustadas a la normativa, nuestro objetivo es trabajar junto a nuestros proveedores para ayudarles a resolver los problemas, mejorar su adhesión y promover mejores condiciones laborales. Dicho esto, tenemos una política de tolerancia cero hacia las violaciones extremas, como el trabajo infantil, la explotación y el tráfico de personas, y cualquiera de dichas violaciones resultará en la cancelación de nuestra relación comercial con el proveedor que la cometa.

Ley de Transparencia en la Cadena de Suministro de California. En Charlotte Russe respetamos las normas internacionales de protección de los derechos humanos y creemos que no se puede hacer ninguna clase de negocio en complicidad con ningún tipo de abuso que viole los derechos humanos. De conformidad con la Ley de Transparencia en la Cadena de Suministro de California, Charlotte Russe (al igual que todas las demás tiendas minoristas y fabricantes con ingresos anuales que superan los $100 millones y operan comercialmente en California) está obligada desde el 1 de enero de 2012 a publicar informes acerca de sus iniciativas para garantizar que nuestros productos se fabriquen sin recurrir a esclavitud ni tráfico de personas.

La Ley de Transparencia en la Cadena de Suministro de California, S.B. 657, exige que todas las tiendas minoristas y fabricantes con ingresos anuales que superan los $100 millones y operan comercialmente en California expliquen en qué medida, si corresponde, implementan esfuerzos tendientes a mitigar el riesgo de tráfico de personas y esclavitud en sus cadenas de suministro. El siguiente es un resumen de los esfuerzos de Charlotte Russe en este sentido.

Todos los proveedores con contratos vigentes firman una declaración en la que informan que operan conforme a la legislación, normativa y regulaciones locales e internacionales, incluidas, entre otras, las leyes relacionadas con las condiciones de empleo de sus respectivos empleados, como: (a) salario y horas de trabajo, trabajo infantil, (b) salud y seguridad, (c) derechos y prácticas con respecto al trabajo y a los trabajadores, (d) discriminación y (e) leyes y reglamentaciones de protección ambiental.

Nuestros procedimientos actualizados de incorporación de proveedores exigen a los proveedores y agentes que certifique que (1) todos los bienes (incluidos todos los materiales que los componen) fueron producidos y entregados de conformidad con toda la legislación, normativa y reglamentaciones locales e internacionales aplicables, incluidas, entre otras, las relacionadas con salarios y jornada laboral, trabajo y trabajo infantil, trabajo forzado, esclavitud y tráfico de personas, salud y seguridad, derechos y prácticas laborales y de protección de trabajadores, discriminación, normativa ambiental y de aduana/comercio, además de todas las normas y requisitos de Charlotte Russe, según figuran en el Manual del proveedor, los términos y condiciones de órdenes de compra y el Código de conducta de los proveedores y (2) que sus propias plantas de producción y distribución, al igual que las de sus respectivos proveedores y fábricas, así sean propias o contratadas, cuentan con un programa normativo vigente, y que todos los bienes se producen de conformidad con todas las leyes y requisitos mencionados, incluidos todos los relacionados con la prevención del tráfico de personas y la esclavitud.

Charlotte Russe se asocia con consultoras y firmas de auditoría independientes que nos ayudan a revisar, actualizar e implementar nuestras normas y a garantizar que nuestros proveedores cumplan todos los requisitos y leyes, incluidas las que prohíben la esclavitud y el tráfico de personas. También evaluamos en qué medida nuestros proveedores se sometieron a auditorías independientes y cuentan con certificación de firmas de auditoría independientes. Se realizarán otras auditorías independientes con una frecuencia anual a proveedores identificados conforme a nuestra evaluación de diferentes criterios, incluido el volumen anual en dólares de bienes que comercializamos con dicho proveedor, así como los antecedentes de adhesión a las normas por parte del proveedor y si cuentan con otras certificaciones independientes, entre otros factores.

El equipo de Normativa Comercial de Charlotte Russe ha llevado adelante una evaluación de riesgo de los países de origen de nuestra cadena de suministro en relación con el tráfico de personas y las condiciones de esclavitud, a través de avisos publicados por el Departamento de Estado de los EE. UU. el Departamento de Trabajo de los EE. UU. y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Nuestros esfuerzos por evaluar y mitigar estos riesgos son constantes. Tal como se destaca más arriba, Charlotte Russe recurre a una firma de consultoría y auditoría independiente que nos asesora en términos generales acerca de nuestras políticas y prácticas de cadena de suministro, y nos ayuda en nuestras iniciativas para mitigar riesgos y hacer cumplir la normativa en adelante. Como parte de esta participación y además de nuestros esfuerzos internos constantes de capacitar a nuestros empleados sobre prácticas éticas en la cadena de suministro, esta firma colaborará con nosotros en la elaboración de un programa de capacitación para todos los empleados a cargo de la gestión y normativa de la cadena de suministro.

Charlotte Russe tiene un Código de conducta y ética comercial que exige a todos sus empleados, directivos y funcionarios que, entre otras cosas, cumplan la ley, normativa y reglamentaciones vigentes relacionadas con la compañía y sus operaciones en todo momento. Más aun: todos los empleados tienen el deber de denunciar cualquier violación conocida o presunta de dicho Código, incluida cualquier violación a las leyes, normas, reglamentaciones o políticas aplicables a la Compañía. La falta de cumplimiento de lo estipulado en nuestro Código puede resulta en medidas disciplinarias, incluida la anulación de la relación laboral. Además de sus requisitos actuales, aplicables a todos sus proveedores, Charlotte Russe ha elaborado un nuevo Código de conducta para proveedores ("COVC", por sus siglas en inglés) que hace referencia específicamente a prácticas de esclavitud y tráfico de personas, y las prohíbe expresamente. Se exigirá a todos los proveedores que cumplan con el COVC como condición para concretar operaciones comerciales con Charlotte Russe.